Ley de Empleo Juvenil N°19.133 para promover el empleo digno

27-03-2017

Uruguay cuenta con un paquete de medidas orientado a estimular el acceso al mercado laboral de los jóvenes y a garantizar su permanencia con unas condiciones de trabajo dignas.

Tal como menciona el texto que la define, la Ley de Empleo Juvenil N°19.133 (LEJ) persigue “promover el trabajo decente de las personas jóvenes, vinculando el empleo, la educación y la formación profesional desde la perspectiva de los derechos fundamentales”. Esto quiere decir que establece medidas para incentivar el acceso al mercado de trabajo de aquellos entre 15 y 29 años, favoreciendo la conciliación de la vida profesional con el estudio. 

A su vez, la iniciativa legal impulsó la creación de organismos cuyo objetivo prioritario es velar por que se cumpla con las especificaciones de la Ley de Empleo Juvenil. Tal es el caso de la Comisión Interinstitucional de Promoción del Trabajo Joven, conformada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el Ministerio de Educación y Cultura, el Ministerio de Desarrollo Social, la Administración Nacional de Educación Pública, el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional y el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay. 
La Ley de Empleo Juvenil busca estimular el sector privado. 

La manera de conseguirlo será estableciendo beneficios para las empresas que apuesten por la contratación de menores de 30 años. Los incentivos legales existentes varían en función de distintos factores. Las posibilidades de incorporación a la plantilla son tres: “Primera Experiencia Laboral”, “Práctica Laboral para Egresados” y “Trabajo Protegido Joven”.

Con este fin se brindan servicios gratuitos de pres-selección en los Centros de Empleo diseminados por todo el país, así como otras alternativas de elección de personal.

Otra opción es ofrecer en los centros educativos Prácticas Formativas. Esto permitirá a los jóvenes ir adquiriendo experiencia laboral, conocer el funcionamiento el mercado de trabajo y decidir hacia dónde orientar su carrera profesional a corto y medio plazo. De igual forma, podrán ampliar los conocimientos teóricos adquiridos en las aulas y testar su puesta en práctica.

El Sector Público también debe impulsar el empleo joven

Para el Estado y las empresas ligadas a la Administración Pública, la LEJ establece que al menos un 50% de las contrataciones anuales enmarcadas en los programas de becas y pasantías deberán corresponder a la modalidad “Primera Experiencia Laboral”. Asimismo, la Ley exige que, de la cantidad total de incorporaciones jóvenes a la plantilla, la mitad deberán ser mujeres, 8% afrodescendientes, 4% personas con discapacidad y 2% a transexuales. El objetivo es garantizar el acceso igualitario a puestos de trabajo dignos, sin discriminar por razón de género, condición física o mental. 

A continuación encontrarás un cuadro explicativo sobre las cuatro modalidades contractuales que contempla la Ley y sus beneficios:

Compartir esta nota:


Quiénes Somos - Preguntas Frecuente - Links de Interés