Cómo aprovechar al máximo la universidad

10-08-2017

Los años de universidad sirven a los estudiantes para, además de cursar una carrera, adquirir habilidades con los que aumentar su atractivo de cara a ingresar en el mercado laboral. Al mismo tiempo, esta experiencia de formación terciaria les permite desarrollarse como personas, aprendiendo a desenvolverse en un contexto social diverso. 

Los centros de estudios superiores ofrecen un sinfín de oportunidades que ayudan a los alumnos a hacer la transición a la vida adulta, sin embargo, no todos los universitarios las conocen o se interesan por explorarlas. Una realidad que pretendemos cambiar con este artículo, máxime cuando los recién graduados que acumulan experiencias dentro y fuera del aula son los que mejor se integran al mundo profesional.

A continuación, hacemos un repaso de las actividades que apuntalan el perfil de los futuros trabajadores más exitosos:

Seminarios, talleres y demás instancias de complementación académica

Tal como menciona el encabezado, la clave es complementar la formación del programa universitario de tu carrera con otras instancias académicas que te permitan ampliar conocimientos sobre un determinado tema. 
Las universidades organizan cada año charlas sobre disciplinas variadas impartidas por expertos internacionales. De esa forma, además de conseguir créditos para la carrera, aprendes y puedes conocer gente muy interesante. Las diversas miradas sobre un mismo tema ayudan a abrir la mente, a ser más receptivo, más empático y a lograr una visión global. 

Si querés saber qué actividades se celebrarán bajo el paraguas de tu facultad, no dudes en pasar por bedelía. Otra opción es consultar la web oficial de la institución donde seguro se aglutina toda la información relacionada. 

Aprendé idiomas

Plenamente inmersos en un mundo cada vez más globalizado, es raro encontrar una empresa que no priorice la buena desenvoltura de sus funcionarios en otras lenguas. Por descontado, el inglés es el idioma preferido por la mayoría, pues se alza como la vía de comunicación preferida en el ámbito laboral. 

Sin embargo, en los últimos años, la aparición en el contexto internacional de nuevas potencias, especialmente de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) ha provocado que las corporaciones apuesten por empleados que cuenten en su haber con estas lenguas, con el objetivo de abrir mercado hacia estos países. 

Las posibilidades para aprender idiomas son muy diversas, empezando por matricularse en academias independientes o de organizar viajes largos al extranjero. Otra de las alternativas disponibles es ingresar en los cursos de la propia universidad. Suelen tener precios muy competitivos y disponer de distintos niveles de conocimiento. 

Bibliografía para la carrera

El saber no ocupa lugar y para cosechar conocimiento no hay recurso mejor que los libros. Seguramente, a comienzo de curso los docentes ofrezcan una batería de manuales específicos sobre la titulación. La biblioteca de la facultad dispondrá de casi todos ellos. Perdete entre las estanterías para acceder estos y otros textos con los que adquirir y afianzar conceptos de interés. 

Realizar prácticas y pasantías profesionales

Muchas universidades suscriben cada año acuerdos con compañías de todos los sectores para que sus estudiantes pongan en práctica sus conocimientos teóricos. Estas oportunidades, además de enseñarle cómo funciona el mercado laboral, les permite tener experiencia y sumar valor al CV. Pero al mismo tiempo, también les ofrece la posibilidad de ampliar su red de contactos, incorporando profesionales del sector en el que deseen desempeñarse. 

Para terminar, da una vichada qué otros beneficios disponibles en la universidad:

Compartir esta nota:


Quiénes Somos - Preguntas Frecuente - Links de Interés